Almuerzo dominguero

Una gastada ruedita de bronce para cortar ravioles. Un recuerdo y mil. Una enorme tristeza y una extraña alegría melancólica. Aromas, texturas y colores. Una cocina, la heladera Siam, los platos con figuras azules. A veces algo que parece insignificante puede producir una avalancha de ideas y de recuerdos.

-Dale, comé un poquito más Juancito- la voz de mi abuela Isabel tenía un tono extraño, finito, único.  Era raro, dramático y alegre, era la Andalucía que dejó de chica, era la voz de Miguel de Molina o la de Lola Flores.

Me recuerdo en la cocina comedor de una casa humilde de Turdera. Sobre la mesa de fórmica, el mantel acomodado primorosamente. Una jarra con vino tinto de damajuana en el centro de la mesa  junto a una bandeja llena de ravioles con salsa.  Desde la ventana puedo ver la parra,  el galponcito y la pileta de lavar la ropa. El abuelo Martín con sus transparentes ojos azules finge leer el diario, jadeando con los pulmones destruidos por el cigarrillo, los hornos de carbón de piedra y el analfabetismo. Mientras como, siento que él me abraza con su enorme y vasco corazón sonriente.

No sé cómo empezó a cocinar, ni si tenía variedad de comidas, pero la abuela cocinaba con suavidad. El arroz, el pollo, el  pescado y, principalmente, los ravioles eran incomparables. Es extraño, pasaron más de 30 años de ese almuerzo dominguero y varios desde que los dos se fueron, sin embargo todavía recuerdo la textura, el sabor y el aroma de los ravioles de Isabel.

-Dale, comé un poquito más Juancito-.

Y yo me dejo servir. La miro, petisa, chiquita, satisfecha. El abuelo me sirve un chorrito de vino en el agua, sonríe y finge leer. En ese instante soy feliz. Como y saboreo sin pensar que los recuerdos se acomodan en nuestro inconciente y una mañana de invierno cualquiera vuelven de golpe cuando uno encuentra en el cajón una gastada ruedita de bronce para cortar ravioles.

Por Juan Castagnari

Agregar a favoritos este link.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Nuestros usuarios dicen:

  1. No suelo ser complaciente porque sí, siempre busco identificarme o verme reflejada en el texto para creerle. Después de leer lo publicado no sólo me conmuevo sino que es una sintesis perfecta para “El Gran Banquete”

  2. No suelo ser complaciente porque sí, siempre busco identificarme o verme reflejada en el texto para creerle. Después de leer lo publicado no sólo me conmuevo sino que es una sintesis perfecta para “El Gran Banquete”

  3. Juani, la verdad esque escribis hermoso primo… Es verdad como una pequeña cosa nos desata una tormenta de recuerdos. Te felicito y te quiero primito. Un beso. Laura

  4. Juani, la verdad esque escribis hermoso primo… Es verdad como una pequeña cosa nos desata una tormenta de recuerdos. Te felicito y te quiero primito. Un beso. Laura

  5. Estaba muy tranquila cuando me dicen que lea la nota “almuerzo dominguero”, y como quien no quiere la cosa me dipongo a leerla, muy suelta de cuerpo y al terminar, me encuentro llorando, toda desarmada, con mil recuerdos cruzados flasheando la cabeza…eso es trampa juan! asi no vale viejo!….Bienvenidos los recuerdos y la emocion. 

  6. Estaba muy tranquila cuando me dicen que lea la nota “almuerzo dominguero”, y como quien no quiere la cosa me dipongo a leerla, muy suelta de cuerpo y al terminar, me encuentro llorando, toda desarmada, con mil recuerdos cruzados flasheando la cabeza…eso es trampa juan! asi no vale viejo!….Bienvenidos los recuerdos y la emocion. 

  7. Hermanito querido: me hiciste transportar al lugar mas dulce y calido del mundo, la casa de los abuelos, no paro de llorar y de pensar en la petiza y el gordo Martin, cierro los ojos y veo al abuelo sentado en la puerta esperando que lleguen sus nietos cansados del viaje, sigo si abrir los ojos y ya estamos adentro y veo a la abuela en la cocina, por el olorcito hoy hay ravioles!!!!!
    te quiero hermanito! gracias por tan lindo recuerdo!!

  8. Hermanito querido: me hiciste transportar al lugar mas dulce y calido del mundo, la casa de los abuelos, no paro de llorar y de pensar en la petiza y el gordo Martin, cierro los ojos y veo al abuelo sentado en la puerta esperando que lleguen sus nietos cansados del viaje, sigo si abrir los ojos y ya estamos adentro y veo a la abuela en la cocina, por el olorcito hoy hay ravioles!!!!!
    te quiero hermanito! gracias por tan lindo recuerdo!!

  9. me transporto , con algunas pequeñas , pero muy pequeñas cosas diferentes a la niñes y los almuerzos en casa de mi abuelo en berisso , la heladera siam , seguro que estaba….y tantas cosas mas. me encantó

  10. me transporto , con algunas pequeñas , pero muy pequeñas cosas diferentes a la niñes y los almuerzos en casa de mi abuelo en berisso , la heladera siam , seguro que estaba….y tantas cosas mas. me encantó

  11. Juan, que linda historia, me transportaste hacia los 70, mi infancia, y se me pianta un lagrimón… maldita hermosa nostalgia, me llevaste allá por Azul donde no sobraba nada pero había un montón…
    Carlos Laborde 

  12. Juan, que linda historia, me transportaste hacia los 70, mi infancia, y se me pianta un lagrimón… maldita hermosa nostalgia, me llevaste allá por Azul donde no sobraba nada pero había un montón…
    Carlos Laborde 

  13. Juan cuantas emociones y que bien transmitidas!!! Me llevaste a mi infancia, donde todavía vivían  mis abuelos, y donde todavía existían los almuerzos domingueros!! Está buenísimo porder a través de las palabras transmitir un sentimiento… los abuelos son incondicionales…. y la comida de la abuela muchísimo más!!! Me encantó la nota!! Felcitaciones!

  14. Juan cuantas emociones y que bien transmitidas!!! Me llevaste a mi infancia, donde todavía vivían  mis abuelos, y donde todavía existían los almuerzos domingueros!! Está buenísimo porder a través de las palabras transmitir un sentimiento… los abuelos son incondicionales…. y la comida de la abuela muchísimo más!!! Me encantó la nota!! Felcitaciones!

  15. Grande Juani hermosos recuerdos, muy bien redactado; a
    todos nos hiciste viajar  en el pasado con tus lindas palabras, te mando
    un abrazo enorme y con ganar de verte, Un abrazo enorme de tu amigo de la infancia Mauricio

  16. Grande Juani hermosos recuerdos, muy bien redactado; a
    todos nos hiciste viajar  en el pasado con tus lindas palabras, te mando
    un abrazo enorme y con ganar de verte, Un abrazo enorme de tu amigo de la infancia Mauricio

  17. hola Juannn, como andas, me encanto lo que esciribiste, Luchy me dijo “leelo que te va a encantarrr” y tenia razon, tu abuelita era una divina, te mando un beso grandote.

  18. hola Juannn, como andas, me encanto lo que esciribiste, Luchy me dijo “leelo que te va a encantarrr” y tenia razon, tu abuelita era una divina, te mando un beso grandote.

  19. Juani, qué hermoso recuerdo!!!! qué sencillo y emocionante, como sentarse ahí y comer esos ravioles con el calorcito de tus abuelos, oir imperceptibles sonidos mientras hacen sus cosas con amor por el ñietito que espera sentado en la mesa, acariciar manos arrugaditas. Me encantó.

  20. Juani, qué hermoso recuerdo!!!! qué sencillo y emocionante, como sentarse ahí y comer esos ravioles con el calorcito de tus abuelos, oir imperceptibles sonidos mientras hacen sus cosas con amor por el ñietito que espera sentado en la mesa, acariciar manos arrugaditas. Me encantó.

  21. Juani tengo los mismos recuerdos de la infancia: la abuela española diciendome que coma un poquito más y sus platos….que nunca más volví a saborear. Me hiciste emocionar hasta las lagrimas, Chalf ya me lo había advertido. Un beso grande.

  22. Juani tengo los mismos recuerdos de la infancia: la abuela española diciendome que coma un poquito más y sus platos….que nunca más volví a saborear. Me hiciste emocionar hasta las lagrimas, Chalf ya me lo había advertido. Un beso grande.

  23. Juan, me encantó el texto. Gracias a Dios aún puedo disfrutar de los almuerzos con mis abuelos, en mi caso de unos sabrosos tallarines amasados.

    Mi abuela , insistente, también nos pide que comamos más y aún con casi 80 años disfruta de hacer diversas comidas para que cada nieta se quede conforme con su almuerzo dominguero.Saludos.

  24. Juan, me encantó el texto. Gracias a Dios aún puedo disfrutar de los almuerzos con mis abuelos, en mi caso de unos sabrosos tallarines amasados.

    Mi abuela , insistente, también nos pide que comamos más y aún con casi 80 años disfruta de hacer diversas comidas para que cada nieta se quede conforme con su almuerzo dominguero.Saludos.

  25. Hermoso relato, me hizo vivir la historia de otros… no conoci a ninguno de mis cuatro abuelos.. y a mi vieja hace rato que no la veo…perdón … los dejo… voy a llamarla , a ver si puedo cenar con ella…

  26. Hermoso relato, me hizo vivir la historia de otros… no conoci a ninguno de mis cuatro abuelos.. y a mi vieja hace rato que no la veo…perdón … los dejo… voy a llamarla , a ver si puedo cenar con ella…

  27. ME ENCANTO…! SIN DUDAS , SOS UN ESCRITOR ” 5 TENEDORES” . CON ESA SENSIBILIDAD CUANDO SALDRA DEL “HORNO” UN LIBRITO CON AIRES DE BRASCO Y POESIA DE MARIA ELENA WALSH…? VISTE QUE TENIA RAZON CUANDO TE LLAMABA GENIO!!! ?

  28. ME ENCANTO…! SIN DUDAS , SOS UN ESCRITOR ” 5 TENEDORES” . CON ESA SENSIBILIDAD CUANDO SALDRA DEL “HORNO” UN LIBRITO CON AIRES DE BRASCO Y POESIA DE MARIA ELENA WALSH…? VISTE QUE TENIA RAZON CUANDO TE LLAMABA GENIO!!! ?