Alimentos XXX

Afrodita para los griegos era la diosa del amor carnal y a su figura se le atribuyó el poder de provocar deseo, así como otorgar amor, poder, belleza y riqueza. Por ello es que su nombre ha llegado a utilizarse como referencia de varios productos y alimentos que estimulan la sexualidad y a toda droga que induce a la lujuria carnal.

Desde el conocido texto hindú, Kama Sutra, hasta diferentes investigaciones de la medicina actual siempre han hecho referencia a comidas energéticas que aumentan el vigor sexual. Si bien no se ha demostrado nada concreto aún, queda en nuestras manos dejarnos llevar por la imaginación y creer en aquello que nos puede impulsar a tener una de las mejores noches con nuestra pareja, con ese “amigo” especial o simplemente con la persona que queramos.

Nuestra fantasía se puede ver incrementada por diferentes alimentos como la Banana, que agregado a su forma sugestiva brinda una saludable dosis de potasio y vitaminas que ayudan a aumentar la producción de importantes hormonas sexuales.

Las Frutillas o fresas con chocolate, combinación cliché del día de los enamorados, realmente funciona. Las frutillas tienen vitamina C que hace que aumente notablemente la libido, y el chocolate libera endorfinas, es rico en triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, sustancia que se relaciona con el placer y el humor. Una combinación explosiva para una noche hot. A esto también se le pueden sumar las almendras, canela, albahaca, nueces, menta, miel y mariscos.

Y si ninguno de estos alimentos funciona siempre tenemos a un muy buen socio, el alcohol, que en sus justas medidas aporta grados significativos de desinhibición, relajación y aumento de la temperatura corporal. Una buena copa de vino hace que los hombres y las mujeres luzcan mejor, que todo sea más ameno y divertido y por lo tanto reduce a su mínima expresión las posibilidades de pasarla mal.

El sexólogo Juan Carlos Kusnetzoff sostiene que “no existe la comida afrodisíaca”. La socióloga Carola Chaparro explica que los beneficios que se le atribuyen a determinados alimentos “son propiedades simbólicas, es decir, funcionan dentro de un imaginario compartido, en una misma época, por grupos humanos de una misma cultura. Su efectividad depende del grado de convicción del comensal, más que del resultado de su ingesta”.

Más allá de estas opiniones, está claro que aquellos alimentos que tienen un alto contenido energético y de calorías, brindan a las personas un vigor adicional que se plasma en todas las actividades, incluida la sexual.

Además, la ambientación, la decoración, la disposición del lugar donde se sirve, poner la mesa en forma atractiva, la iluminación, los olores y la música son también fundamentales para alimentar el ingrediente fundamental: la imaginación. Nada será útil sin una importante dosis de fantasía, que es el mejor aliado, y el más poderoso, para un encuentro sexual óptimo.

Pero bueno, al fin y al cabo el afrodisíaco por excelencia es la mente, que brinda la posibilidad de deambular por los caminos de la lujuria y la pasión, para ponerle a la vida nuestro propio condimento. Y afrodisíaco o no…. Un postre infalible es la crema chantilly para que la pongas sobre lo que quieras, incluido el cuerpo de tu pareja.

Por Brenda Gratas y Ayelén Cásares

Ahora si, a dejarse llevar y disfrutar.
RECETA: Sensuales Muslos de Pollo

Para ejercitar la preparación de comidas afrodisíacas “El Gran Banquete” te propone probar con estos Sensuales Muslos de Pollo. Una receta para compartir y dejarse llevar por los impulsos de los aromas y sabores que el cerebro asociará automáticamente con los placeres sexuales. Si bien no estarán a la altura de participar en un bikini open o postularse para la cola del verano…. Ni vos ni tu pareja se van a arrepentir de probarlos!!.

Ingredientes

- 2 muslos de pollo.
- 1 taza de vino blanco.
- 1 taza de agua.
- 1 banana pequeña.
- 1/4 pimiento rojo.
- 1/4 pimiento verde.
- 1/4 taza de tomates pelados cortados.
- 1 cda de maní salado y machacado.
- 1 cda de almendras peladas y picadas.
- 1 cda de pasas rubias remojadas en caldo.
- 1 diente de ajo, una o dos hojas de laurel.
- 1/4 cebolla grande.
- 1 pizca de jengibre, sal y pimienta.

Preparación

Hierva los muslos de pollo en vino y agua, con sal, pimienta y laurel, en la cacerola tapada durante 20 minutos.

Retire el laurel. Cuele el caldo. Quite la piel a los muslos y póngalos de nuevo en la cacerola.
En una licuadora ponga el caldo y todos los ingredientes menos almendras, maní y pasas.
Cubra el pollo con la salsa y cocine 45 minutos a fuego suave y al día siguiente agregue las almendras, las pasas y el maní antes de calentar y llevar a la mesa.
Nota:
Conviene prepararlo el día anterior, así queda más sabroso. Se sirve con arroz (optativo).

Agregar a favoritos este link.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Nuestros usuarios dicen: